cuando mis pensamientos van más allá y se convierten en relatos
mis pensamientos
despeja tu alma - GeorgioGalben

ventana empañada con signo de interrogación; imagen orientativa por Julia Filirovska

Despeja tu alma … para «aclarar» tu vista​

(fecha original del artículo: 29.08.2021. Se publicó más tarde.)​

A LA INTRO’
Hola y muy buenas noches. Se nos acaba el agosto, con ello el verano. Los días lluviosos cada vez están más cerca. Llevo un mes ausente en todo los sentidos: ni aquí, ni contigo leyéndote y ni siquiera conmigo mismo; estuve batallando con las ideas y algunos sentimientos, incertidumbres y unos estados de ánimo un poco descolocados. […]
Si no has trabajado, espero que hayas descansado y has disfrutado de estos magníficos días de sol.

HOMENAJE E IDEAS CONCRETAS​

En primer lugar hoy es un día especial para mi, para recordar, hacer un homenaje y mencionar. Desgraciadamente algunas fechas no son tan bonitas como otras, pero intento sacar todo lo bueno, incluso cuando «ya no existe» otra opción: Hoy se cumplen siete (7) años desde que un ser al que yo lo llamo (mi) padre ya no está entre nosotros. Aprendí mucho de él e incluso hoy día me acuerdo de como hacia ciertas cosas cuando la mayoría no eran capaces y cuando me veo en situaciones críticas pienso que es lo que haría en mi lugar y «por arte de magia» me sale la respuesta. No creo en cosas espirituales, el más allá o cosas similares pero de alguna manera y casi siempre tengo la respuesta. (Curioso, ¿verdad?)

A menudo tengo inspiración de casi todo lo que me rodea; desde objetos, plantas, animales y por supuesto … personas. Y sin salir del asunto que estoy hablando, el me enseñó lo que la vida es: el deseo, el trabajo duro, el sufrimiento, el esfuerzo, el apoyo y los grandes resultados que uno merece. Aunque no fue «el que me hizo», sí que fue el que me crió y eso es más que suficiente para llamarlo como tal. En un futuro próximo y los relatos pendientes lo mencionaré con total seguridad y en varias ocasiones.

LO QUE VES, ES LO QUE HAY; ¿SI O NO?​

Sin pensar en nada en concreto, claro que sí, lo que se ve es lo que es. Y más si se trata de objetos físicos o cosas que simplemente se ven. Pero el ser humano a diferencia de los animales, tiene la ventaja de hablar, pensar, racionar y esas cosas… y puede que en ocasiones ve lo que por ejemplo un animal no es capaz. Pero esas cosas no se pueden ver, ni tocar … pero el ser humano es así, tiene esa capacidad.
corazon dibujado en cristal empañado

Corazón dibujado en cristal empañado; Tayla Walsh
Si eres capaz de ver lo que otros no, significa que conoces bien a esa persona. No eres un mago, un brujo o cosas por el estilo, sino que por algunas razones eres testigo de algunos acontecimientos que dichas personas no tienen: la capacidad de ver. Porque se ven directamente implicadas y tu, desde fuera lo ves con más claridad. Por más que intentes dar tu punto de vista, en la mayoría de los casos serás ignorado e incluso juzgado pero claro …

NO VEO LO QUE LOS DEMÁS VEN​

Esta es otra metáfora muy similar a la de arriba pero al revés. Y al igual que antes, se puede extender en mil palabras pero trataré de acentuar de lo que me pasó a mi y tal vez … ¡a ti!

En la última década y media, de alguna manera u otra siempre o casi siempre he estado rodeado de personas … digamos … no apropiadas. Lo cierto es que sería injusto, inapropiado o falta de madurez por mi parte en culpar a los demás. Por fin he aprendido a ser más honesto conmigo mismo, creer en mi, en mi instinto (en mi sexto sentido). Siempre ha estado allí, pero de alguna manera u otra lo he ignorado y a menudo y por desgracia, el resultado siempre fue el mismo: engaños, mentiras, decepciones, frustraciones… Todo esto se (me) ha convertido en una persona justa y serena. Lo más triste fue que cuando todo el mundo veía algo tan sencillo, y yo no era capaz de verlo (aceptarlo).

Dicen que las personas inteligentes aprenden de los errores de los demás.
Yo fui el tonto del culo, porque aún sabiendo lo que iba a pasar, siempre me dejaba llevar. Y al final, mis malas decisiones tomadas en momentos inoportunos hicieron que sufriera, que tropezara con la misma piedra una y otra vez y los pocos que me querían de verdad ( y me siguen queriendo ) sufrían conmigo porque no se veían capaces de convencerme de que el camino o la persona en la que estoy interesado no eran para mi.

A día de hoy pude ver una confusión en mi cabeza y casi tomo una mala decisión. Tiempo atrás, estoy seguro que en la misma circunstancia, hubiera cometido un gran error.

He aprendido que si controlo mis emociones, puedo de alguna manera controlar mi vida y (ya) no me dejo llevar por los impulsos o como dicen algunos: pálpitos.
 

Usuarios que están viendo este tema

Arriba